Esta tarde, en la víspera del día de Todos los Santos donde se rinde culto a las almas de los Fieles Difuntos, celebraremos esta tradición de honrar y traer a la memoria a las personas que han muerto, llevándoles flores perfumadas de oraciones…

Acompañaremos a los Ancianos de Jesús Nazareno y al personal profesional de la Residencia, uniéndonos a ellos para visitar en el Cementerio a sus familiares en una acción más del voluntariado, que auspicia la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Este voluntariado encomienda al Padre Jesús el alma de Todos sus Fieles Difuntos. ¡Qué en paz descansen junto a ÉL!  Amén.