GRUPO DE LECTURA “MANOLO SANTOMÉ” (8 de noviembre)

A la tarde de hoy la vamos a titular LA EVOCACIÓN DE ANTONIO GARRIDO BALLESTEROS. Desde que pronunció su personal y poético “Pregón a la Virgen de Luna”, el 18 de febrero de 2017, hemos aceptado el fluir del tiempo hasta el día de hoy que nos ha regalado su presencia en la Santa Casa, donde los Ancianos de Jesús Nazareno lo esperaban para deleitarse con los pasajes, las estrofas y la música de su memoria y alabanza a la Madre de todos los pozoalbenses. Y damos fe de que lo han gozado escuchándolo en silencio emocionado, acompañados de las Hermanas Hospitalarias y de los Voluntarios del Grupo de Lectura. Le damos la bienvenida a la Hermana Hospitalaria pozoalbense, Araceli Encinas, incorporada a la Santa Casa recientemente. Y les damos las gracias por su colaboración en esta tarde, así como a Anastasia, educadora social.

Un atril. La bendita imagen de la Virgen de Luna, instalada, a modo de encina legendaria, en un adornado caballete de pintor de óleos intensos, que dan color a las palabras de Antonio, son el atrezo para el discurso poético: “hay una estrella sonriente / que viene bordeando el día / en divino contraluz / para una Venta Caída. / Aún la noche no despunta; / camina, / estás a tiempo / de encontrarte con la luna, / de besar su cara oculta. /

La inspirada Evocación de Antonio recitada esta tarde, no obstante, no surge del taller o de la teoría, sino que surge de la emoción de su mente y de su corazón que no se puede prever ni planear. Él, como buen poeta, sólo ha esperado con paciencia la hora en la que se abren las puertas de la lengua para rezar recitando. Gracias por dedicarnos tu tiempo, Antonio. Y a tu hermano José María que te acompaña, gracias. Ya sabéis donde estamos. Aquí tenéis vuestra Casa. Siempre, nuestros abrazos.

¡COMPARTE!

¿Te sirvió este mensaje de ayuda?:

0 votes, 0 avg. rating

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.