“M E D I T A C I O N E S”     Se buscan retiros en el campo, en la costa y en el monte. Tú también sueles anhelar tales retiros. Pero todo eso es de lo más vulgar; porque puedes, en el momento que te apetezca, retirarte en ti mismo. En ninguna parte un hombre se retira con mayor tranquilidad y más calma que en su propia alma; sobre todo aquel que posee en su interior tales bienes, que si se inclina hacia ellos, de inmediato consigue una tranquilidad total. Y denomino tranquilidad única y exclusivamente al buen orden. Concédete pues, sin pausa, este retiro y recupérate. ( Marco Aurelio. Filósofo y emperador).

Después de dos meses de actividad, de esperanza y de certeza de que lo que estamos haciendo tiene sentido y no nos importa lo duro que resulte el camino, nos concedemos este retiro. Recuperados, volveremos a ejercer nuestra actividad de voluntariado con los Ancianos del Santo Hospital de Jesús Nazareno el próximo mes de enero del Año Nuevo. 

Deseamos volver sonriendo a la vida y a todas las personas que queremos. Y sonreirnos, también, a nosotros mismos. Deseamos volver con esta actitud, que allana el camino elegido… Y, entretanto, queremos ser agradecidos con la Comunidad de Hermanas Hospitalarias, con los Ancianos de Jesús Nazareno, y con todas las personas profesionales de la Residencia que desarrollan a diario su trabajo bien hecho, inasequibles al desaliento, que nos permiten la unión a esta familia que logra fortalecer los vínculos del amor y de la convivencia de todos sus miembros. Gracias por vuestra confianza. Siempre.

¡Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo! 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. Mcarmen 19 diciembre 2015 at 0:54 - Reply

    Muchas gracias por esa estupenda reflexión.
    Que el Nuevo Año, venga cargado de lo que más necesitamos, y mantengamos la Alegria y Esperanza de sentirnos “necesarios”, en nuestro quehacer Voluntario.

Dejar un Comentario