“HOY SIENTO EN EL CORAZÓN / Un vago temblor de estrellas / Pero mi senda se pierde / En el alma de la niebla. / La luz me troncha las alas / Y el dolor de mi tristeza / Va mojando los recuerdos / En la fuente de la idea.” […] Federico García Lorca.

Isabel Jordán llegó con Andrés Redondo, su marido, al Santo Hospital a acompañar a los Ancianos de Jesús Nazareno en la tarde del miércoles 15 de enero de este año estrenado recientemente. Ambos venían cargados de alegría y de la tecnología necesaria para reproducir en la pantalla los sonidos musicales y las imágenes grabadas en el Teatro El Silo el sábado 15 de junio de 2019, en el XV Concierto de Primavera, que la Coral de la Peña Marcos Redondo, junto a “Antonio de Pozoblanco” y la Orquesta de Plectro, de Espiel, ofreció al público asistente: un Concierto memorable en homenaje a Federico García Lorca.

¡Nunca es tarde, si la dicha es buena! A Lorca lo definieron como criatura genial quienes lo conocieron. Y esta criatura excepcional alumbró también una obra excepcional. De una parte de ella hemos disfrutado esta tarde. De sus Versos y Canciones a través de la excelente voz de Isabel Jordán, transmitiéndonos la alegría poderosa y misericordiosa de su Obra, expresión literaria definitiva y eterna. Y con ella, hemos sentido la Dicha. Y, también, el agradecimiento.

“Alta va la luna. / Bajo corre el viento. / (Mis largas miradas, / exploran el cielo.) / Luna sobre el agua. / Luna bajo el viento. / (Mis cortas miradas / exploran el suelo.) / Las voces de dos niñas / venían. Sin esfuerzo, / de la luna del agua, / me fui a la del cielo”. (Nocturnos de la ventana. I)