FIDELIDAD.

En el libro “Pozoblanco Capital de Los Pedroches” su autor, Francisco Redondo Guillén, escribe sobre la geografía de la localidad, su historia, sus hijos ilustres, sobre el folklore literario-musical y costumbrista, y sobre aspectos de sus viejas tradiciones. En el apartado tres del Capítulo IV del libro incluye “la noche de San Diego” entre las fiestas populares como “el carnaval”, “la matanza”, o “la feria de septiembre”.

Cuando los días son más cortos y las noches más largas y frías, la vida se hace más íntima y hogareña, y propicia reunirse dentro de casa en un clima de calor y ambiente adecuado para la celebración de una reunión familiar, o entre amigos, o entre Ancianos de Jesús Nazareno, Hermanas Hospitalarias, Personal de la Santa Casa y Voluntarios, como es el caso.

Así, en el Santo Hospital, hemos cumplido la tradición en noviembre de San Diego “el gachero”. Reunidos, al calor del hogar, hemos degustado las riquísimas “gachas” de la tierra, que ha elaborado Mari Carmen, la cocinera de la Santa Casa. Después, fielmente, hemos organizado un animado baile folclórico, como cuenta el Autor citado que se celebraba en otros tiempos la tradicional “Fiesta de las Gachas”. ¡Un manjar! ¡Exquisita costumbre!