La Superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias, Hermana Ana Torralbo, recién incorporada a la Santa Casa de Jesús Nazareno, nos ha acogido esta tarde amablemente. El Grupo de Lectura le ha agradecido su hospitalidad y la amabilidad de compartir con el Voluntariado los primeros momentos de su tiempo. Nos hemos presentado y dado a conocer mutuamente, pues suponemos que, si Dios quiere, habremos de compartir los trabajos y las tardes de muchos días.

Hoy colaboraba con el Grupo de Lectura José Moreno, Pepe para los amigos, quien le ha dedicado a la Hermana Ana la lectura de un fragmento de “Pastorales” de Juan Ramón Jiménez:  “Tristeza dulce del campo,  /  la tarde viene cayendo. / De las praderas segadas / llega un suave olor a heno. / […]  Y va cayendo la sombra, / dulce y grande, en paz, con esos / rumores lejanos que / se escuchan desde los pueblos…”

En el aire de la tarde ángeles malvas traían y llevaban los recuerdos y vivencias y los ecos de la voz de la Hermana Gloria, tan presente aún en la Santa Casa. Un abrazo.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario