ACEPTACIÓN  Y  RESPETO

Lo decíamos ayer al anunciar la sesión de esta tarde del Grupo de Lectura. Estábamos en lo cierto: TODOS  hemos disfrutado con Verónica García de Torres.  Hemos comprendido y nos hemos solidarizado mejor con los ciudadanos sordos al conocer la lengua materna, propia y natural de las personas sordas, íntimamente relacionada con su propia cultura y definición de su identidad.

Reconocer el carácter de la Lengua de Signos como verdadera lengua, con su propia gramática y estructura, es algo que está hoy día fuera de toda duda.  Así nos lo ha enseñado Verónica esta tarde con una sencilla profesionalidad y una delicadeza exquisita, ayudada en la parte técnica de la exposición de su compañera de trabajo en los asuntos sociales del CAMF, Trinidad Fernández. Habéis conseguido que los Ancianos de la Santa Casa, sobre todo, ELLOS, hayan participado del conocimiento de una nueva experiencia gracias a vuestra generosidad.  Y para que así conste lo expresamos.

<<… porque es el conocimiento quien engendra el amor y el amor quien multiplica y perfila aquel conocimiento>>.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. Mª Carmen 3 noviembre 2010 at 23:40 - Reply

    ¡Cuántas cosas nuevas nos ha enseñado Verónica!. Desconocia casi todo del lenguaje de los signos,para mi y para casi todos nuestros ancianos, ha do un estupendo descubrimiento. Gracias por dedicar esta esta tarde a los residentes de la Santa Casa, recordaran siempre que tú les hablaste y contaste el cuento de Garbancito con el Lenguaje de los Signos.
    Que Jesús Nazareno te bendiga y por mucho tiempo puedas trabajar “para los demás” por medio de los signos. gracias.

Dejar un Comentario