SER Y ESTAR .

Sobre la tarde de este día tercero del mes de marzo, que preludia los aromas del incienso y azahares, las miradas de piedad, de silencio y de pasión en las calles del pueblo, la lluvia viene luego, infatigable, y se acuesta a nuestros pies formando charcos que emigran hacia el cielo en el verano. Somos estos que véis aquí en esta tarde machadiana, mientras cae la lluvia monótona, tras los cristales, en el jardín del Santo Hospital, sobre los árboles y los bancos de piedra vacíos y lavados.

Estamos con los Ancianos de Jesús Nazareno, junto a Ellos; y Ángel nos habla esta tarde de SER COSTALERO, que es sinónimo de ser compañero. “SER COSTALERO es ser amigo: darlo todo pasando inadvertido. Es ser humilde, comedido. Es ir bajo el Paso sin hacer ruido. SER COSTALERO es ser cirineo del desvalido. Ser los pies del tullido. Es entregar lo que te han concedido. Levantar al que ha caído. Dar la mano al que te la ha pedido. SER COSTALERO es seguir los pasos del ELEGIDO. SER COSTALERO es estar, rezar contigo.”

Ángel, capataz de la cuadrilla de Costaleros de Jesús Nazareno, escribió un día unos versos sobre sus sentimientos y vivencias de Costalero movido por su fe en Él. Esta tarde nos los ha contado a Todos, mientras estábamos reunidos. En el corazón del aire quedaron vestigios de palabras…

Grupo 3-3-2010