“S e ñ o r,    p o n    t u s    m a n o s    a n t e s    q u e    y o    l a s    m í a s”.

Ante la sagrada imagen de Jesús Nazareno, ante Él con el fervor que suscita su mirada compasiva, Adoración Luna Moreno, camarera del Señor, gozando ya de su eterna y divina presencia, pronunciaba íntimamente esta invocación al vestirlo. Su hija María Jesús, quien la ha sustituido en esta gratificante labor, ha aprendido de su madre esta fe y esta misma devoción, que quiere fomentar mientras viste al Padre Jesús como ella le enseñó a lo largo de tantos años… 

En el Grupo de Lectura, no siempre, sólo de vez en cuando, nos gusta compartir con los Ancianos de Jesús Nazareno nuestra devoción que seguramente es la de todos ellos, acogidos en su Santa Casa con tan excelso Anfitrión. Con mucho respeto nos gusta poner en valor, alguna vez que otra, de tarde en tarde, las finalidades de la Hermandad: “conservar y fomentar la devoción a Nuestro Padre Jesús Nazareno” , expresadas en sus Constituciones.

Y así lo hemos hecho en la tarde del pasado miércoles, valiéndonos de las personas que saben fielmente expresar esta devoción adquirida de sus padres sintiendo arraigado el deseo de inculcarla a sus hijos, y éstos a los suyos para que permanezca en el tiempo. Por los siglos de los siglos. Amén.

Grupo 23-1-2013

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario