Los Ancianos de Jesús Nazareno han pasado la tarde cantando villancicos tradicionales, “los de toda la vida”… Y, comiendo polvorones “de merendilla”.

¡Qué coro! Hay algunas voces muy buenas. Si nos empeñamos en ello podríamos formarlo, pues voces hay. Los familiares que nos acompañaban también han cantado de lo lindo entre polvorón y polvorón. Hemos empezado esta tarde a afinar las voces para la NOCHEBUENA, que celebraremos mañana “cantando todos alegres el nacer de Dios-hombre que al mundo viene”.

Entre estribillos y abrazos nos hemos ido diciendo: ¡hasta pronto!, ¡qué paséis unas fiestas felices! Nos vemos en el Año Nuevo, si Dios quiere, el miércoles 13 de enero. ¡Qué sea con nosotros bueno! ¡Y nos traiga Paz!, y ¡Salud! Así sea.

Mientras…

<<Los ángeles a miles / del cielo bajan / y de luz y alegría / llenan la estancia. / Himnos festivos / acordes cantan, / y el aire pueblan / con su alabanza; / siendo sus voces / “tributad a Dios gloria / y paz al hombre”.

¡FELIZ NAVIDAD!