<<Presta oído y escucha las palabras de los sabios, y aplica tu corazón a mi ciencia, porque te será dulce guardarlas en tu seno, y tener todas a punto en tus labios. Para que esté en Yahveh tu confianza también a ti hoy te enseñaré>> (De El Libro de los Proverbios. III. Colección de los sabios)

Ayer, nuestro encuentro con los Ancianos de Jesús Nazareno fue sencillo y sabio. Sentados a su alrededor sólo escuchamos las palabras de los sabios, guardándolas en nuestro corazón confiado. Queremos sólo dejar constancia para no olvidarnos.  Casi sin palabras. Sólo latidos…

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario