<<Largo es el arte; la vida en cambio corta como un cuchillo. Pero nada ya ahora -ni siquiera la muerte, por su parte inmensa- podrá evitarlo: exento, libre, como la niebla que al romper el día los hondos valles del invierno exhalan, creciente en un espacio sin fronteras, este amor ya sin mí te amará siempre>>. Ángel González. (“Ya nada ahora”)

Ayer, 18 de marzo, este Blog cumplía un año. Ayer estábamos felices por esto y quisimos celebrar con nuestros Ancianos queridos el aniversario enseñándoles qué es esto de la red de redes, de internet. Y contagiarles nuestro estado de ánimo alegre a través de una artística selección de mensajes recibidos a través del correo electrónico: imágenes bellísimas, música, y palabras, por supuesto. Arte, en definitiva.

grupo.jpg

No somos exagerados al decir que asomaron lágrimas de felicidad a nuestros ojos al admirar la belleza. Me preguntaba, al caer la tarde, camino ya de vuelta a mi casa: ¿por qué nos empeñamos en alejar de nuestra vida corta estos estados de ánimo que procura la contemplación de la belleza en todas sus manifestaciones? ¿por qué no la buscamos con más frecuencia? La sencillez, los gestos naturales y sencillos, la revelan igualmente.

Satisfechos nos abrazamos Todos al despedirnos hasta el nuevo encuentro, agradeciéndoles a Cecilio Poyato, a Moisés, y a Trini Fernández su colaboración prestada para mostrarnos con tanto esmero el Arte y la Belleza de las Catedrales españolas, de la pintura de Julio Romero de Torres, de la exuberancia de los patios cordobeses en el mes de mayo, del campo en lienzo, de la Música, del eco de la vida…

grupo2.jpg

Muchas gracias a los tres.