EN UN SALÓN LLENO los Ancianos del Santo Hospital, expectantes y admirados, han disfrutado viendo una magnífica exposición de fotografías relacionadas con el comercio y la industria tradicionales de Pozoblanco en el siglo XX  cuyo autor, José María Fernández, les ha explicado minuciosa y pacientemente.

La laboriosidad de los pozoalbenses dio lugar a un patrimonio de edificios e instalaciones que José María Fernández ha captado durante más de treinta años con su mirada fotográfica sensible y concienciada con la conservación de aquél. Creemos que rinde en ella un homenaje a los hombres y mujeres que en aquellos tiempos, que requerían esfuerzo humano, supieron invertirlo con insistencia en la creación de trabajo y riqueza que culminó en un tejido empresarial que fue motor en la Comarca de Los Pedroches.

La tarde ha sido provechosa, ilustrativa e imaginativa: hemos percibido el olor del aceite que rezumaba por los capachos prensados… e imaginado ver a los cientos de trabajadores salir por la puerta de la “Salchi”, camino de sus casas con la máquina del tren adelantándolos y deteniéndose en la Estación…

Gracias por tu entusiasmo, José María. Hasta pronto.