<<Si vas de prisa, el tiempo volará ante ti, como una mariposilla esquiva. Si vas despacio, el tiempo irá detrás de ti, como un buey manso>>  (J.R. Jiménez)

Esta tarde hemos ido todos juntos con Francisco Calero Ballesteros, con Francisco, desgranando la espiga dorada del tiempo y sus hechos reales vividos lentamente… y algunas anécdotas aparejadas a éstos: «Cosas que pasan…», así las titulaba Francisco, con la voz emocionada mientras nos las contaba esta tarde en la Santa Casa.

Los Ancianos de Jesús Nazareno, sonrientes como niños estrenando un juguete ansiado, le daban las gracias a Francisco con unas palabras escritas en un diploma, hecho por ellos, que le entregaba Juana en nombre de todos los que residen en la Fundación Benéfica: en esta Santa Casa, donde pasan cosas que tienen que ver con el paso del tiempo «como un buey manso». Y son agradables hoy. Dios quiera que lo sean también mañana. Mil gracias, Francisco.