Un año más, el número que jugaba nuestra Hermandad en el sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad no ha resultado con ningún premio. Esto quiere decir, por otra parte, que ya queda menos para que nos toque. Entre tanto, nos conformaremos con la salud y con disfrutar, cada día, de la familia y de los amigos. Y ya puestos, dadas las circunstancias y aunque siga sin tocarnos, vamos a pedir un trabajo para los que no lo tengan y que lo mantengan los que lo tienen.

Eso sí, a todos los que habéis comprado participaciones y a todos los que las habéis vendido desde aquí os agradecemos muy sinceramente vuestra colaboración. Sabed que habéis ayudado al sostenimiento económico de la Hermandad y a que pueda seguir realizando muchas de las actividades que se organizan. Que Jesús Nazareno os lo pague.