Un año más, Nuestros Hermanos y colaboradores encargados de realizar la Cruz de Mayo con la que nuestra Hermandad participa en la Muestra Popular que organiza el Ayuntamiento de Pozoblanco, consiguieron sorprendernos y dejarnos para el recuerdo una espectacular Cruz que fue asombro de todos cuantos la visitaron. Una reproducción exacta del pozo de la calle San Antonio y de la Cruz del «Camino Real», situada en la salida hacia Pedroche, la única que hay de forma cilíndrica en nuestra localidad, y el agua, siempre presente, componían un maravilloso cuadro que recibió los plácemes de todos los que vinieron a verla y a compartir un rato de tertulia en nuestra Casa de Hermandad.

A Segundo de Torres, José Loreto García, Rafael Fernández Guerra, Agustina Leal, Miguel Arévalo, Gonzalo de Torres  y todos y cada uno de los que colaboraron en su realización, bien componentes de la Junta de Gobierno, Hermanos de Jesús o empresarios locales: enhorabuena por vuestro trabajo y muchísimas gracias por vuestra colaboración. Que Jesús Nazareno os lo pague.

Acogiéndonos a las bases establecidas por el Ayuntamiento, nuestra Cruz se abría el jueves, día 2, aunque el acto oficial de inauguración se hizo al día siguiente, viernes. Después de que Ángel María López Castilla, presidente de nuestra Hermandad, diera la bienvenida a los presentes, tomó la palabra Segundo de Torres quién explicó los detalles del trabajo realizado, agradeció a todos y cada uno, nombrándolos, de los que habían ayudado de una u otra forma a culminarlo y aprovechó la ocasión, en presencia de algún político local, para reivindicar un mayor cuidado y la mejora del entorno de los parajes donde se encuentran estas cruces de granito tan características de nuestro pueblo y que, en algunos casos, están totalmente abandonadas a su suerte.

Como siempre, también, el ambiente que vivimos en estos cuatro días en la que estuvo expuesta la Cruz fue excepcional, especialmente el sábado por la tarde cuando compartimos con los ancianos residentes en la Santa Casa y las Hermanas Hospitalarias café, pasteles, tertulia y canciones típicas de las fechas. Una vez más, pudimos comprobar su agradecimiento y sus caras de satisfacción por haberlos hecho vivir una tarde diferente en compañía de todos los que estábamos allí.

Por último, también queremos agradecer su trabajo a todos y cada uno de los que colaboraron en los turnos de barra y cocina, Junta de Gobierno, Costaleros, Hermanos de Jesús, consiguiendo que quienes nos visitaron se sintieran acogidos y bien atendidos y que el buen ambiente reinara en estos días. Les dejamos aquí un amplio reportaje fotográfico.