Ayer domingo, poco antes de iniciarse el Cabildo de nuestra Hermandad, recibíamos la triste noticia del fallecimiento de la Hermana Anunciación quien durante largos años estuvo en el Santo Hospital cuidando a los ancianos y ejerciendo de sacristana. Desde Pozoblanco fue trasladada a la Casa de Castro del Río y, después, a la Casa Madre de Córdoba donde falleció el viernes pasado.

Las últimas veces que la vimos fue en los actos previos a la beatificación del Padre Cristóbal y pudimos comprobar el grato recuerdo y cariño que guardaba hacia nuestra Hermandad y la añoranza que sentía por sus años vividos en Pozoblanco. Elevamos una oración a Jesús Nazareno por su eterno descanso a la vez que le agradecemos el haberla conocido y los largos y fructíferos años dedicados a cuidar de los más necesitados. Descanse en paz.

Hermana Anunciación