Del significado de este fragmento extraído del libro “El principito”, de Antoine de Saint-Exupéry: <<He aquí mi secreto. Es muy simple: no se ve bien sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.

-Lo esencial es invisible a los ojos  -repitió el principito, a fin de acordarse>>.

¿Hemos olvidado esta verdad?   Los Ancianos de Jesús Nazareno razonarán sobre esto. Y los sentimientos florecerán de nuevo en esta primavera…

Nos vemos en el Grupo de Lectura del Santo Hospital. 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.