El Miércoles de Ceniza marca el inicio de la Cuaresma para la Iglesia universal. En Pozoblanco, el Vía Crucis que se celebra este día es, para sus hermandades y cofradías de Semana Santa, el punto de partida de este periodo de conversión y preparación para la Pascua. Con este fin, la Agrupación de Cofradías y Hermandades convoca a cofrades y devotos a participar en el piadoso ejercicio que nos recuerda el camino que Jesucristo recorrió en su Pasión y hasta su muerte en la cruz.

La Imagen de Jesús del Silencio Amarrado a la Columna presidió un Vía Crucis solemne en su sencillez, sentido en profundidad y vivido  intensamente a lo que ayudaron las reflexiones que ilustraban cada Estación. Desde la iglesia de Santa Catalina hasta la ermita de San Gregorio fueron muchas las personas que acompañaron a Jesús del Silencio en ese camino, que como hemos dicho antes, se constituye en el primer e importante paso para llegar y vivir la Pascua como verdaderos cristianos y cofrades comprometidos.