Los Hermanos Costaleros de Jesús Nazareno cumplieron el pasado sábado su último ensayo y la «mudá» del paso al que dejaron ya en la Capilla del Santo Hospital a la espera de que, este jueves, la Venerada Imagen de Nuestro Padre Jesús sea entronizada en él para que el próximo Martes Santo pueda salir a las calles de Pozoblanco a repartir bendiciones a cuantos le contemplen.

Además del trabajo, fue un día de convivencia entre toda la cuadrilla y sus familias con las que compartieron unas horas de convivencia en la Casa de Hermandad, acompañados también de gran parte de la Junta de Gobierno. Es otra forma muy importante de hacer Hermandad y transmitir vivencias y sentimientos. Les traemos aquí algunas fotos de esta jornada.