CON SU BENEPLÁCITO, LA SUPERIORA DE LA COMUNIDAD DE RELIGIOSAS ABRIÓ AYER, DE PAR EN PAR, LAS PUERTAS DE LA SANTA CASA AL VOLUNTARIADO DEL GRUPO DE LECTURA DEL SANTO HOSPITAL.

Fue en una cálida reunión, presidida por la Hermana Gloria Monje, celebrada en las dependencias de la Santa Casa, con el equipo profesional de trabajadores de la Residencia de Jesús Nazareno y todos los voluntarios (ellos y ellas) que forman el equipo de personas que darán compañía cada miércoles, a partir del día 23 de octubre, a los Ancianos que en ella residen.

Entre todos programamos el calendario del curso 2013-2014; y valoramos positivamente las nuevas iniciativas y las nuevas aportaciones personales, alegrándonos mucho al comprobar, un año más, que el afán de compartir, acompañar y convivir unas horas, cada miércoles, con los Ancianos es ya  más una gran necesidad vital que un pequeño gesto solidario.

Ayer, alguien comentó en voz alta: “creímos que veníamos a dar y no hemos hecho más que recibir” Y damos fe de ello.

Ojalá que todo se dé bien. Y el Padre Jesús lo bendiga.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario