Finalmente, si el tiempo no lo impide -y los pronósticos indican que no-, esta tarde se procederá a colocar el restaurado lienzo con la imagen de Jesús Nazareno en su hornacina de la fachada lateral de la Capilla. Una vez sujeto a su bastidor, se instalará la iluminación interior y exterior y, por último, se colocará la puerta, sellada herméticamente, para preservar la pintura de manera que pueda seguir recibiendo las oraciones de las personas que pasan por ese lugar durante las generaciones venideras.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.