Hoy es el día en el que la cuadrilla de Hermanos Costaleros de nuestra Hermandad van a compartir con sus familias y con la Junta de Gobierno una jornada de convivencia y de alegría para culminar de forma festiva otras de trabajo que, como saben, no tuvo la recompensa que todos deseábamos. La casa de Bernardo y Mati los volverá a acoger con todo el cariño que ellos saben dispensarnos y que agradecemos sobremanera. Y, sin duda, será un día para estrechar lazos, para comentar anécdotas y revivir recuerdos, para plantear algún proyecto, para disfrutar viendo que la cantera va aumentando y que los niños están viviendo desde dentro el ambiente costalero; en fin, también para rezar a Jesús Nazareno. Desde aquí les deseamos que pasen una magnífica jornada.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. RAFAEL MUÑOZ MANSILLA 30 mayo 2011 at 11:04 - Reply

    De nuevo se volvió a demostrar en este Dia de Convivencia la gran armonía y fraternidad que reina en esta Hermandad, que desde su Junta de Gobierno y voluntarios, que hace que esta jornada salga maravillosa, hasta los Hermanos Costaleros que colaboran en todo. Y sin olvidar a Bernardo y Mati, que según me pude enterar eran ya dieciseis años ofreciendo sus instalaciones desinteresadamente para que todo salga perfecto.
    Gracias a todos por este magnífico día, que además, como buen seguidor culé que soy, se rubricó con un nuevo campeonato para nuestro club y que pudimos compartir nuestra alegría algunos compañeros de la cuadrilla.
    GRACIAS POR TODO.

  2. Los Colores de la Tarde 28 mayo 2011 at 11:54 - Reply

    Gracias a todos los Hermanos Costaleros de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, a sus familias y a la Junta de Gobierno por propiciar este Día de Convivencia, con mayúsculas, donde los niños, sobre todo, es verdad, son felices y disfrutan del ejemplo que sus padres están inculcándoles. Vivir y respirar esta alegría al sol y al aire libre de esta mañana primaveral es otra manera de rezarle y darle gracias a Jesús Nazareno por la Armonía.
    Gracias, también, a Bernardo y a Mati, por el bienestar de su acogida durante tantos años.
    ¡¡¡Ahora toca disfrutar!!!

Dejar un Comentario