En la tarde del jueves, una representación de nuestra Hermandad, encabezada por la Hermana Mayor, Cati Castro Sánchez, y el Presidente, Ángel María López Castilla, junto a otros miembros de la Junta de Gobierno, estuvimos en el Santo Hospital para despedirnos de la Hna. Mari Carmen Tamayo que ha sido trasladada a la Casa de Castro del Río.

Se va con nuestro cariño y respeto que se ha ganado día a día acompañándonos siempre en cualquier acto de los que organizamos, con su actitud generosa y humilde y con su saber estar y su disponibilidad cada vez que hemos acudido a ella. Esperamos que esta marcha sea temporal y que pronto pueda volver a estar en su querida Casa de Pozoblanco. Que Jesús Nazareno siga guiando sus pasos allá donde esté.