DÉJAME ENTRAR en tu Capilla este Martes Santo, JESÚS NAZARENO, que tu Hermandad abre sus puertas esta tarde a las cuatro y media… DÉJAME ENTRAR, SEÑOR, sólo persigo pararme un rato, recobrar la calma, pensar un poco y dialogar CONTIGO… mientras escucho la música sacra de TU PALABRA, que pones en los acordes de las guitarras y en las cuerdas de las gargantas de nuestros Hermanos del Centro de Atención al Minusválido… Gracias.

DÉJAME ENTRAR, que mi dolor precisa hacer un alto en el camino andado; porque tengo, Señor, de tan cansado, el gesto vago y la virtud remisa. Soy el mismo de ayer, tu viejo amigo: DÉJAME ENTRAR a confortarme el alma; luego, SEÑOR, cuando queráis prosigo… Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Amén

El Buen Olor de Cristo:  Queremos estar con Jesús Nazareno. Es ÉL quien nos ha traído. Es ÉL quien nos regala su amistad y su tiempo y la posibilidad de estar más cerca de su corazón. Jesús Nazareno es el gran perfume de Dios: El perfume cautivador de la humildad. El perfume entrañable de la misericordia. El perfume embriagador de la limpieza de corazón. El perfume seductor de la verdad. El perfume penetrante de la justicia. El perfume estimulante de la libertad. El perfume encantador de la paz… Gracias Hermanas Franciscanas Hospitalarias de Jesús Nazareno. Gracias Hermana Iluminada Maldonado. Gracias Padre Misionero Pedro Meca, por abrirnos las puertas del corazón al conocimiento de vuestro ejemplo misericordioso y constante con el próximo y el lejano, con el amigo y el extraño, con el hambriento y el sediento, con el sin techo y el emigrante, con el herido en el camino de la vida… Las vuestras son el Salmo del Buen Samaritano. Gracias por Estar y Ser.

…Y esta tarde de Martes Santo, amena y entrañable, tarde tradicional de Oración en la Capilla del Santo Hospital de los Ancianos de Jesús Nazareno. Con ellos, entre ellos, cargué unos momentos SU CRUZ, Y LE SEGUÍ…

¡QUÉ DETALLE, SEÑOR, HAS TENIDO CONMIGO, CUANDO ME LLAMASTE, CUANDO ME ELEGISTE! 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario