La coordinación excelente de la que hablábamos en el apunte anterior titulado “Octubre, a la vuelta de la esquina” se ha puesto de manifiesto en una cordial e interesante reunión celebrada esta tarde en la sala de usos múltiples de la Santa Casa entre las personas que representan a las Instituciones nombradas en el apunte citado. La reunión la ha presidido la hermana Iluminada, superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias de Jesús Nazareno, Franciscanas, quien nos ha regalado, al finalizar la misma, el número 115 de la revista “Esportilla”, correspondiente al mes de septiembre de 2009.

En el editorial de esta revista se afirma “Otro mundo… Sí es posible”: “Cuando nos disponemos a encarar un nuevo curso de proyectos y trabajos, deseamos hacerlo con talante renovado y significativo”. Así comienza el editorial. Con esta declaración de intenciones que nos viene como anillo al dedo para sintetizar las nuestras, coincidentes.

“Programar este curso nos impele a una reflexión lúcida para distinguir los valores que efectivamente mueven nuestra vida, hacer concreciones adecuadas y alimentar constantemente las condiciones que posibiliten el anuncio creíble de la Buena Noticia en nuestro mundo”.

Estas declaraciones escritas en este editorial expresan mejor lo que queríamos decir aquí. Y estamos de común acuerdo. Iniciativas, proyectos y trabajos, que van a llevarse a cabo porque hay buena voluntad, entendimiento, comunicación y coordinación.

Si ayer por la noche salimos hermanados y satisfechos de la reunión celebrada en la sede del Santo Hospital por la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, hoy por la tarde nuestro ánimo es unánime y acorde en la andadura del “nuevo curso”. Ojalá que sean muchos cursos más. Y que el voluntariado sea un hábito natural en nuestras vidas.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario