La trágica e inesperada pérdida de D. César Fernández, misionero salesiano que, como habíamos anunciado, iba a ser el encargado de predicar este año el Triduo en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno, ha hecho necesarias otras gestiones con el fin de tener un nuevo predicador. En este sentido, queríamos que también fuera un sacerdote salesiano como pequeño homenaje a D. César y quién mejor que el director de la casa salesiana de Pozoblanco, D. Teodoro Castillejo Rubio, a quien agradecemos que haya aceptado presidir los cultos cuaresmales en honor a nuestro venerado Titular.

Como ya se había previsto por la Junta de Gobierno, las colectas de estos tres días de culto cuaresmal serán destinadas a la obra que el Padre César llevaba a cabo en Burkina Faso.