La lluvia no impidió el ensayo de los Hermanos Costaleros.

Días pasados, añadíamos «contra los elementos» al título de la entrada en la que anunciábamos el segundo ensayo de la cuadrilla de nuestros Hermanos Costaleros. Nos referíamos tanto al Covid como a las previsiones de lluvia que había para el viernes y, aunque llovió a lo largo de la jornada, el agua dio una tregua a la hora en la que se desarrolló el ensayo y este se pudo llevar a cabo sin novedad.

Buen ambiente, mejor trabajo y la mayor ilusión por llegar al Martes Santo después de estos dos años en los que no han podido ser los pies de Jesús ni mostrarlo a todos los devotos que salen a contemplarlo por las calles de nuestro pueblo. La próxima, y penúltima cita, será el día 25.