En la noche de ayer, los Hermanos Costaleros acompañados de sus familias y arropados por la Junta de Gobierno y el Hermano Mayor recorrieron la primera etapa del camino que les llevará a un nuevo Martes Santo. Caras nuevas, muchos niños que han de ser el relevo natural de los que están ahora, sonrisas y abrazos de reencuentro y muchísimas ganas de ponerse a trabajar y quitarse esa pequeña espinita que se nos quedó a todos el año pasado al no poder hacer estación de penitencia cuando se celebraba el veinticinco aniversario de la creación de la cuadrilla.

Tras un sencillo acto en la Capilla en el que nos pusimos en manos de Jesús Nazareno para que siga siendo nuestro guía en este camino que emprendíamos ayer y las palabras de bienvenida y agradecimiento del capataz, la presidente de nuestra Hermandad, en su calidad de directiva de Hosjena, hizo entrega a éste de un cuadro, traído expresamente de Haití, como agradecimiento de la Congregación de Hermanas Hospitalarias y de la propia Hosjena a los Hermanos Costaleros por el donativo entregado para la construcción de la escuela María Nazarena en Thomazeau y recaudado en la campaña promovida por ellos con motivo de su veinticinco aniversario.

Ya en la sala de reuniones se hizo la “igualá” y se comentaron algunos temas de interés de cara a los ensayos y la noche terminó en la Casa de Hermandad donde costaleros, familiares y Junta de Gobierno compartimos charla y algunos exquisitos manjares preparados para la ocasión, quedando emplazados para el viernes 25 cuando se realizará el primer ensayo ya con el paso.  

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. QUIEN LO PRESENCIÓ 13 enero 2013 at 9:48 - Reply

    Asistir a este primer encuentro de los Hermanos Costaleros de Jesús Nazareno ante ÉL, en su Capilla, es gratificante. Toda la Hermandad está unida espiritualmente en su presencia al iniciarse el ritual sagrado que culminará dignamente en el Martes Santo y en la Pascua de Resurrección.
    Los niños son nuestra esperanza. Ante Jesús Nazareno, rogué que ilumine a sus padres en su educación integral. Y que escuche todas las plegarias de este entrañable y religioso encuentro de nuestras familias, movidas por la devoción a su Bendita Imagen. Y es Verdad, y por eso reconforta tanto.

Dejar un Comentario