El viernes y el sábado del fin de semana anterior al comienzo de la Cuaresma han sido intensos en nuestra Hermandad por los diversos actos en los que ha estado presente. El viernes empezó abriéndose la sede para la venta de artículos y nos consta que fueron muchas los hermanos que acudieron. Continuamos animando la liturgia del quinto día de la novena a la Virgen de Luna, liturgia que había preparado con esmero la vocalía de cultos. Nos reencontramos con D. Natalino Rendo, a quien le guardamos un especial afecto y a quien tuvimos la oportunidad de saludar una vez concluida la Eucaristía. Sin solución de continuidad, la Casa de Hermandad se llenaba con los Hermanos Costaleros para afrintar su primer ensayo de cara al Martes Santo.

Ya el sábado, algunas de las cofrades más jóvenes de nuestra Hermandad, junto a la vocal de juventud, asistían al taller de elaboración de torrijas organizado por la Agrupación de Cofradías. Finalmente, a eso de las tres de la tarde, una representación de la Hermandad, encabezada por el Hermano Mayor, Moisés Muñoz Moreno, y acompañada por la Superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias, Hna. Ana Torralbo, y por la Hna. Mari Carmen Tamayo, partían hacia Córdoba donde iban a participar en el desfile procesional con el que se conmemoraba el 351 cumpleaños de la Congregación fundada por el Beato Padre Cristóbal de Santa Catalina y cuya imagen presidió el cortejo.

Les dejamos aquí algunas fotos de estos actos.