Transcribimos la crónica, acompañada de fotos, que nos ha enviado el Secretario de nuetra Hermandad, Rafael M. Sánchez, de la excursión que se realizó ayer domingo al Desierto del Bañuelo.

El día comenzó a las 10 horas. Tan sólo veinte minutos más tarde estábamos camino del Desierto del Bañuelo. Sobre las 11’35 llegamos a nuestro destino después de admirar el paisaje que nos rodeaba desde que nos desviamos hacia la carretera de Los Villares.

A las 12, como estaba previsto, comenzamos la Eucaristía que se ha realizado al aire libre, en el patio de la Casa, pues la Capilla es pequeña. Momentos antes de comenzar llegaba el Hermano Mayor de la cofradía de Córdoba acompañado de algunos miembros de su Junta de Gobierno. Igualmente, han estado con nosotros el albacea de la hermandad de Castro del Río y Lorenzo, una persona que podemos decir que ha estado desde siempre vinculada a ella.

el_banuelo1.jpg

Al terminar la Eucaristía, en la que hemos participado haciendo las lecturas, y que ha sido presidida por el sacerdote que habitualmente sube los domingos a celebrar con la comunidad de Hermanas del Bañuelo, emprendimos un paseo que nos ha llevado a conocer la ermita en la que habitó el Padre Cristóbal. La subida por el sendero ha sido preciosa. El que nos acompañaran personas mayores nos ha permitido ir despacio, contemplando los madroños y castaños y esa alfombra verde que cubre el campo. Hemos oxigenado nuestros pulmones y, al llegar a la cumbre, se ha leído una pequeña biografía del Padre Cristóbal y su relación con el lugar en el que nos encontrábamos. Tras visitar la ermita en pequeños grupos, bajamos por el mismo sendero disfrutando de la naturaleza y de la paz que se nos brindaba.

el_banuelo7.jpg el_banuelo5.jpg el_banuelo3.jpg

Al llegar de nuevo al recinto, la Hermana Luciana nos tenía abierto el salón. Hemos cogido nuestras comidas y hemos compartido los alimentos, la bebida y la conversación y amistad. Al terminar, nuestro hermano Juan Escribano nos ha deleitado recitando dos bellos poemas. Y sin más, hemos recogido para volver no sin antes hacer una breve parada en el Parque de Los Villares para dar un corto paseo en tan maravilloso día.

Agradecemos la hospitalidad de las Hermanas que nos han atendido, a los hermanos de Castro del Río y Córdoba que nos han acompañado y a todos los que hemos compartido este día de Hermandad.

el_banuelo-2.jpg

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario