Mañana, Miércoles de Ceniza, marca el inicio de la Cuaresma, tiempo en el que se nos llama a los fieles a la conversión y a prepararnos para vivir verdaderamente los misterios de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo.

Los cofrades estamos convocados a la Eucaristía de imposición de la ceniza que se celebrará a las ocho de la tarde en la iglesia de Santa Catalina y al posterior Vía Crucis penitencial presidido por la imagen de Cristo Crucificado a la que se da culto en el Santuario de la Virgen de Luna.