El ciclo se repite. Ayer comenzó la Cuaresma y las cofradías de Pozoblanco, entre ellas la nuestra, participaron en las actividades programadas por la parroquia y por la Agrupación de Cofradías, que nos convocaron a la Eucaristía de imposición de la ceniza y al posterior Vía Crucis penitencial que se desarrollaron con gran asistencia de cofrades y un clima de recogimiento y espiritualidad propios de estos dos actos.

La liturgia de la Santa Misa fue animada por los Vocales de Cultos de cada una de las hermandades de penitencia de nuestra localidad y el Vía Crucis se hizo con la Imagen del Santísimo Cristo del Perdón que había sido trasladada a Santa Catalina en la noche del lunes desde la iglesia de María Auxiliadora. Les dejamos algunas fotos tanto de dicho traslado como del Vía Crucis.