Tal como se había fijado en la oportuna convocatoria, la Capilla del Santo Hospital acogió el pasado domingo la celebración del Cabildo General Anual en el que los cofrades tenemos la oportunidad de conocer el estado de salud económico y de actividad de nuestra Hermandad así como de manifestar nuestras opiniones, propuestas, quejas, etc.

No fue mucha la asistencia aunque estuvo en la línea de los últimos años. El acto comenzó con la Eucaristía de Acción de Gracias que presidió D. Antonio Rides, SDB. Terminada la misma y antes de entrar en el Orden del Día previsto, se hizo un merecido homenaje de agradecimiento a Adoración Luna Moreno por sus cuarenta años de servicio y amor a Jesús Nazareno como camarera de su Bendita Imagen, entregándosele un artístico pergamino en el que se reconocía su trabajo y dedicación. 

Ya metidos de lleno en los puntos del orden del día, se aprobó el acta del Cabildo anterior, se dieron y se aprobaron las cuentas de la Hermandad y se leyó, mientras se proyectaban fotos alusivas,  la amplia memoria de actividades desarrolladas desde la última asamblea.

Llegamos, así, al estudio y votación de la propuesta presentada por la Junta de Gobierno para suprimir las capas doradas que se usan en el desfile procesional. Después de que la secretaria explicara los motivos por los que se presentaba esta propuesta y una vez oídas varias opiniones a favor y en contra de la misma, se pasaba a la votación secreta que arrojó un resultado de 23 votos a favor de suprimirlas, 11 en contra y cuatro en blanco, por lo que a partir de la próxima Estación de Penitencia todos los nazarenos que participen en la misma irán uniformados del mismo modo como fue desde que se creara el cuerpo de penitentes en 1954 y hasta finales de los años ochenta del siglo pasado en que la Junta directiva de entonces las introdujera por motivos puramente estéticos.

El Cabildo terminó con el apartado de ruegos y preguntas durante el que intervino el Dr. Robert Delinois para agradecer a los Hermanos Costaleros y a la Hermandad la campaña de recogida de limosnas que están realizando con destino a la construcción de una escuela en Haití, su país natal. La Hermana Iluminada fue la última en intervenir para despedirse de todos nosotros ya que ha sido trasladada a la Casa de Hinojosa del Duque, agradecer a la Hermandad la ayuda que siempre ha prestado y presta a la Santa Casa manifestando expresamente que el Hospital nació gracias a la propia Hermandad y pedir que sigamos velando porque se mantenga el carisma del Padre Cristóbal si la Congregación dejara de existir.

Aquí les dejamos algunas fotografías que recogen diversos momentos de esta asamblea.

 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario