Les traemos la tercera y última parte de la carta que nuestro Hermano Mayor ha enviado a la Hermandad con motivo de la finalización de su año en el cargo. Esperamos que sus interesantes y atinadas reflexiones sirvan para que todos los Hermanos y Hermanas de Jesús demos continuidad a esta figura crucial sin la que la supervivencia de nuestra Hermandad hubiera resultado imposible en los más de cuatrocientos años de historia que la contemplan.

(…) Mi mensaje tiene que ser también forzosamente de ánimo.

Ánimo a todos mis paisanos, especialmente a los más jóvenes, para acercarse a conocer el funcionamiento de una institución que simplemente tiene por razón de ser la solidaridad, cuya práctica proporciona una satisfacción interna mucho más profunda que las aparentes necesidades que la sociedad de consumo continua y artificialmente nos crea.

Ánimo a los regidores y a los residentes de la Santa Casa, para seguir dando ejemplo de cómo este sentimiento de solidaridad puede hacer que la humanidad progrese.

Ánimo a los miembros de la Junta Directiva de la Hermandad y a sus colaboradores directos, para seguir rigiendo los destinos de la misma y tomando las iniciativas conducentes a mantenerla viva muchos años mas.

Ánimo a la Cuadrilla de Hermanos Costaleros, para perseverar en su meritoria labor de dar ejemplo de lo que se puede llegar a hacer con esfuerzo, alegría y compañerismo.

Ánimo por último a todos los miembros de la Hermandad a proseguir en el mantenimiento de la vida y la savia de la misma, y a profundizar en su conocimiento, para lo cual creo que una magnífica forma de hacerlo es pasar por la experiencia de desempeñar la función de Hermano Mayor, lo cual recomiendo muy sinceramente a todos los que aún no hayan pasado por ella. De verdad que es una magnífica experiencia.

Está la puerta abierta…

Juan Moreno. 5 de noviembre de 2012

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.