En la tarde del viernes, los niños tomaron el protagonismo en nuestra Hermandad. La Vocalía de Juventud les había preparado una actividad, como se viene haciendo en los últimos años, coincidiendo con el último día del Triduo. Y en esta ocasión, con la colaboración de alguno de los Hermanos Costaleros, los niños y niñas que acudieron en buen número, pudieron aprender cómo se hace un costal, meterse en el “paso” y colocarse bajo las trabajaderas mientras se les explicaban los movimientos de la “levantá” y otras cuestiones técnicas. Acabaron la tarde tomando la merienda en la Casa de Hermandad y, por supuesto, no faltó la visita a la Capilla para rezar una oración ante la imagen de Jesús Nazareno.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.