Con la Capilla de Jesús Nazareno repleta, el domingo 19 se celebró una nueva edición de La Tradición Oral en las Cofradías de Jesús Nazareno, ese acto que nos permite conocer cómo se manifiestan las tradiciones más arraigadas en otros lugares en torno a la devoción a Nuestro Padre Jesús. Y, por fin, después de tres intentos fallidos por la pandemia, la querida Cofradía de Jesús Nazareno y el pueblo de Cabeza del Buey (Badajoz) pudieron mostrarnos esas tradiciones y esa devoción que mantienen a su vecino más querido.

Presentó el acto Pedro José Miranda Bello, penitente nazareno de Castro del Río, quien tras sus palabras de bienvenida dio paso a Francisco Javier Moreno Martín-Calvo, cronista de la cofradía caputbovense, que nos explicó el origen del Sermón de Pasión, declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Extremadura, a partir del libro Mística en la ciudad de Dios atribuido a la Beata María Jesús de Agreda y escrito en el último cuarto del siglo XVII.

Posteriormente, el Coro de la parroquia de Ntra. Señora de Armentera, interpretó los misereres y latines que se cantan en los quinarios previos a la Semana Santa de Cabeza del Buey. NH Miguel Ángel Cabrera Cabrera fue el encargado de narrar los textos en los que se intercalan los cantos de los dos pregones que conforman el Sermón de Pasión: el del Ángel, interpretado magistralmente por Estrella Torres García, y el de Pilato, cantado con no menor maestría por Carlos García Moreno.

Cantos de Pasión.

Fue luego el turno de escuchar, por primera vez en las distintas ediciones de este acto, y en las voces del grupo Amigos de la Ronda de nuestra localidad, las tradicionales Dominicas de Pasión cantadas en Pozoblanco los sábados de Cuaresma, de las que NH Luis Gonzalo Blanco Domínguez explicó origen y características musicales. Después de las palabras de agradecimiento y de despedida del presidente de nuestra Hermandad, Rafael Moisés Sánchez Luna, y del posterior intercambio de regalos, tuvimos ocasión de escuchar a la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía de Jesús Nazareno de Cabeza del Buey que, en las puertas de la Capilla, interpretó varias marchas, entre ellas el Véante mis ojos con el que acabamos todas las celebraciones en nuestra Hermandad.

Como no podía ser de otra forma, la jornada terminó en la Casa de Hermandad donde ofrecimos un ágape a nuestros visitantes. Fue, una vez más, un día intenso e inolvidable que nos permite estrechar lazos con otras cofradías con las que compartimos Titular y conocer cómo son sus ancestrales tradiciones. Les dejamos aquí un extenso reportaje fotográfico de este acto.