Nada mejor que una buena ración de fotografías para describir lo que fue la tradicional Fiesta de Navidad y Reyes que dedicamos el pasado día 30 a los ancianos residentes en el Santo Hospital de Jesús Nazareno. Como siempre, la Hermandad que lleva su nombre estuvo a la altura y compartió con ellos una mañana de compañía, regalos, conversación y sonrisas agradecidas. Aprovechamos también para entregar los premios a todos los niños que habían participado en el VIII Concurso de postales de Navidad, al igual que hubo regalos para las Hermanas Hospitalarias y un detalle para los trabajadores y trabajadoras.

Antes, en la Santa Misa, animada y preparada en su liturgia por la Vocalía de Cultos, ante la Imagen de Dios Niño, pedimos por su salud y por la de todos los que formamos la gran familia nazarena.