Ya hemos dado cuenta en una entrada anterior del “sorteo” de Hermano Mayor celebrado el viernes 30 de noviembre. Nos ocupamos en ésta del Cabildo General Extraordinario de Elecciones que tuvo lugar el mismo día.

Nada más finalizar el Cabildo en el que conocimos a la que ya es nuestra nueva Hermana Mayor, tomaban su puesto en la mesa los miembros de la Junta Electoral encabezada por la secretaria de la Hermandad y presidenta de la citada Junta Electoral, Rafi Redondo, junto a Ángela Moreno que actuó como secretaria y Rafael Encinas como vocal; junto a ellos nuestro Consiliario, D. José María González Ruiz, que presidía la mesa como autoridad eclesiástica. Éste daba paso a Ángel María López Castilla, único candidato presentado, que tomaba la palabra para reafirmar su compromiso y el de toda la Junta de Gobierno en seguir trabajando por la Hermandad, muy cerca de la Santa Casa y de los ancianos que en ella residen y siempre guiados por la devoción a Jesús Nazareno.

Exponía los proyectos más importantes que tenía intención de afrontar en este mandato como son culminar la digitalización, inventariado y reorganización del archivo general de la Hermandad, promover la integración de los jóvenes en la misma y exponer al culto la reliquia del Beato Cristóbal de Santa Catalina que fue concedida a la Hermandad hace algo más de un año. Apelaba a la unidad y a la participación activa de todos los Hermanos de Jesús y recordaba a nuestros antepasados que nos legaron el tesoro de la devoción a Jesús Nazareno para que los que estamos ahora continuemos con su ejemplo y sigamos la labor que ellos iniciaron y mantuvieron durante más de cuatro siglos.

Tras sus palabras, se procedió a la votación y al escrutinio de las papeletas que arrojó un resultado de 47 votos a favor del candidato, 1 en blanco y 1 en contra. Debemos recordar que, aunque asistieron más de 70 hermanos, los que están inscritos en pareja en la misma ficha sólo puede ejercer el voto uno de ellos y que, además, hay que tener una antigüedad de un año para poder votar; de ahí la diferencia entre el número de hermanos asistentes y el de votos emitidos. 

Una vez dado a conocer el resultado, que fue acogido con aplausos, el presidente electo tomaba de nuevo la palabra para agradecer la confianza depositada en él y en su Junta de Gobierno y reiterar el compromiso de todos los que la van a componer en seguir trabajando en pro de la Hermandad. Ya sólo resta que el Obispo de la diócesis, refrende con su decreto el proceso electoral para que la elección sea efectiva y la nueva Junta pueda tomar posesión de sus cargos.

Finalizaba el Cabildo con una oración por todos los Hermanos de Jesús que nos han precedido y por los que están pasando por dificultades de cualquier tipo en estos momentos. Ya en la Casa de Hermandad todos pudimos compartir un ratito de animada tertulia y convivencia.

Les dejamos aquí algunas fotos de este acto.