Ayer celebramos un importante Viernes de Jesús Nazareno en el que estaba incluido el Cabildo General de «sorteo» de Hermano Mayor. Ampliamos ahora el flash de urgencia que ofrecimos nada más conocerse su nombre con una completa crónica en texto y fotos de esa celebración.

Santa Misa de difuntos.

Comenzamos el Viernes de Jesús con una Eucaristía presidida por nuestro consiliario, D. José María González Ruiz, y magníficamente preparada en su liturgia por la Vocalía de Cultos. En ella recordamos y rezamos por todos los Hermanos que nos han precedido y, muy en especial, por nuestras hermanas Lola Fernández García e Isabel Escribano López, fallecidas recientemente, y cuyas familias estuvieron presentes en la misa. No cabe duda de que el fallecimiento de ambas, como el de tantos otros hermanos y hermanas, nos ha dejado un hondo pesar que se podía sentir entre todos los presentes en la celebración. Nos consuela saber que ambas gozan ya de la presencia de Jesús Nazareno. Nada más concluir la Eucaristía se dio paso a la asamblea en la que conocimos al nuevo Hermano Mayor. Hay que decir que estuvo presente siendo testigo de toda la celebración el presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan Fernández.

Cabildo General de «sorteo» de Hermano Mayor.

En la mesa presidencial estaban la superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias, el consiliario, el presidente y la secretaria. En primer lugar tomaba la palabra Rafael Moisés Sánchez Luna quien daba la bienvenida y agradecía su presencia a todos los asistentes; igualmente, agradecía al Hermano Mayor saliente su labor en este año y destacaba la amplia presencia en este acto de anteriores hermanos mayores, catorce en total. Seguidamente, tomaba la palabra Rafaela Redondo Fernández, secretaria de la Hermandad, que daba lectura al acta del Cabildo anterior, aprobada por unanimidad, así como al ritual del sorteo y a los derechos y obligaciones del Hermano Mayor.

Tras esto, depositaba las correspondientes papeletas en el ancestral jarro y la Hna. Ana Torralbo procedía a extraerlas saliendo, en primer lugar, la que llevaba el nombre de Jesús y, a continuación, la número 431 que corresponde a Moisés Muñoz Moreno. Presente en la Capilla, fue saludado con una unánime ovación por parte de todos los Hermanos. José Sánchez de Gracia, Hermano Mayor saliente, le imponía la medalla propia del cargo y el presidente entregaba al primero un pergamino y una medalla como acreditación y agradecimiento de su paso por este histórico puesto.

Uno y otro tomaron la palabra viviéndose entonces el momento más emotivo de la noche cuando el nuevo Hermano Mayor contó que había sido nuestra añorada hermana Lola Fernández García la que le había animado a presentarse, aunque, en principio no iba a hacerlo pero que, a raíz de su inesperado y repentino fallecimiento, fue cuando decidió echar la papeleta en homenaje a ella. Por su parte, José Sánchez de Gracia volvió a dar las gracias a Jesús Nazareno, a la Junta de Gobierno y a toda la Hermandad por el año tan intenso que había podido vivir y por todo lo que estas vivencias le habían aportado a su vida. Cerró el cabildo D. José María González rezando un responso por todos los hermanos difuntos y con el canto del Véante mis ojos.