Aunque, como es natural, ya lo hemos hecho en privado y en persona, y a pesar de que ya haya pasado un tiempo desde la celebración de las Cruces, no está de más que hagamos público y traslademos a todos los Hermanos y Hermanas de Jesús el agradecimiento que debe nuestra Hermandad a varias empresas que colaboran en la ejecución e instalación de la Cruz de Mayo con la que ayudamos al mantenimiento de esta tradición y a conseguir algunos fondos con los que sufragar los gastos que tenemos a lo largo del año.

Se trata de Mansilla y Morales, Fontanería Hermanos Arévalo y Pintura y Rotulación Antolín Higueras. A ellos le debemos añadir la Constructora Bonifacio de Torres y, este año, Francisco Javier García Fernández. Por supuesto que también damos las gracias a todas las personas que nos visitaron durante los días que estuvo expuesta la Cruz y que contribuyeron a que siempre hubiera un magnífico ambiente.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario