Pasada la semana de las Cruces, el martes 7, la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad mantenía su reunión mensual. En esta ocasión, el punto central del Orden del Día era la revisión de la Cuaresma y Semana Santa; así se fueron analizando los actos y cultos que habían tenido lugar durante ese intenso periodo valorándose los aspectos positivos y reconociéndose los que aún se pueden mejorar. Entre lo destacable la gran participación en el Triduo, en la oración con los ancianos el Martes Santo y en la misma Estación de Penitencia así como en el Santo Entierro. Entre lo mejorable, algunos aspectos de la organización del desfile procesional. A raíz de esta revisión, surgieron también algunas propuestas para presentar a la Agrupación de Cofradías relativas a los actos que ésta organiza.

Por otra parte, se abordó la preparación del Viernes de Jesús Nazareno de este mes que celebraremos, como es costumbre, con una Eucaristía dedicada a las madres y se trataron diversos asuntos como la instalación de un altar en la puerta de nuestra sede al paso de la procesión de María Auxiliadora, se informó de la presentación de las cuentas al Obispado, del aniversario de la Beatificación del Padre Cristóbal, de la visita de los sacerdotes salesianos compañeros del Padre César y de la entrega a éstos del donativo recogido por nuestra Hermandad así como de la donación por parte de una familia cofrade de las flores que el Señor llevó en su paso el Martes Santo.