El intenso viernes vivido en nuestra Hermandad finalizó pasada la una de la madrugada cuando se cerró el portón de la Capilla después de que los Hermanos Costaleros dejaran el “paso” del Señor preparado ya para que en los próximos días sea depositada en él la venerada imagen de Nuestro Padre Jesús y el mismo Martes Santo sea exornado para el desfile procesional.

El trabajo previo de preparación de la cuadrilla ya está hecho. Ahora sólo queda esperar algo más de una semana para verlo culminado en la Estación de Penitencia en la que los costaleros volverán a ser los cuidadosos y generosos pies que llevarán a Jesús Nazareno por las calles de nuestro pueblo.