Como todos los años, desde hace ya muchos, y con la pausa de los de la pandemia, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno va a celebrar con los ancianos la Fiesta de Navidad y Reyes, compartiendo con ellos una mañana de alegre convivencia y de entrañables vivencias. Nos va a faltar el Belén viviente y la Santa Misa en los salones de la Residencia, como era costumbre; aunque, no obstante, nos uniremos a la Eucaristía que comienza a las 10’30 en la Capilla de Jesús.

Y después, con unos días de adelanto, Sus Majestades los Reyes Magos llegarán a la Santa Casa para ofrecer sus mensajes y sus regalos a nuestros mayores, a la Comunidad de Hermanas Hospitalarias y a los trabajadores y trabajadoras. Y cantaremos, y reiremos, y les desearemos lo mejor, sobre todo, mucha salud para seguir viéndolos muchos días más.

Ni que decir tiene que estamos invitados todos los Hermanos de Jesús, familiares de los ancianos y cuantas personas nos quieran acompañar.