El 29 de marzo de 1988 era Martes Santo. Hubiera sido un Martes Santo como tantos otros salvo por un hecho que lo hizo igual a los demás pero, a la vez, más especial que ninguno: Nuestro Padre Jesús Nazareno salía por primera vez llevado por una cuadrilla de Hermanos Costaleros. El arduo trabajo de varios meses tanto de la Junta Directiva -que le echó un valor inmenso  a la decisión de adaptar el paso y crear la cuadrilla- como el de los propios costaleros en agotadores e interminables ensayos, cristalizaba en la calle en una Estación de Penitencia que nos dejó a todos los que tuvimos la suerte de vivirla desde las filas, en la organización o bajo las trabajaderas un recuerdo imborrable.

La ilusión que teníamos los costaleros aquel día sólo es comparable a la de un niño cuando descubre su primer regalo de Reyes, a la del primer amor o a la del primer hijo. La satisfacción al acabar no la describen todos los adjetivos del diccionario, el orgullo que sentimos al dejar a Jesús de nuevo en su capilla no cabe en el oceáno, las gracias que le dimos por ser partícipes de esta aventura todavía se las estamos dando.

Veinticinco años después, aquí estamos: con Él y por Él. Y con todos y cada uno de los que compartieron devoción, trabajo y esfuerzo bajo ese pedacito de cielo que llevamos tan pegado al suelo. Con los que están y con los que se fueron. Gracias a Él y a todos ellos.

En esta foto vemos a la primera cuadrilla una noche de ensayo. Son, en la fila superior de izquierda a derecha: Domingo Cano Urbano, Rafael Moisés Sánchez Luna, Francisco Llergo López, Julián Fernández Martínez, Francisco Luna Dueñas, Bienvenido Rodríguez Martínez, Emilio Cabrera Palomo, Segundo de Torres Castro, José Mª Fernández Fernández, Domingo García Ramírez y Luis Cruz Arévalo. En la fila del medio: Francisco Salas Garrido, Rafael Redondo López, José Mª Sánchez Fernández y Bartolomé Sánchez Fernández. Delante: Miguel García Arévalo, Pedro Márquez Lillo, Antonio Ramírez Rodríguez, Eusebio Manso Castro, Agustín Alcalá Rodríguez (aguaor), Angel García Muñoz, Manuel Rubio García (q.e.p.d.) y Ángel Mª López Castilla. Faltan: Javier Fernández Fernández, Antonio Sánchez Alba, Manuel Amor López, Fernando Sánchez Fernández y Jesús Javier Redondo Herrero.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario
  1. Costalero 3 abril 2012 at 8:56 - Reply

    Gracias a todos, a todos los que durante estos años han puesto su trabajo para que hoy, con una nueva generación que nos llega, podamos vivir esta historia de amor y devoción.

    Un abrazo a toda la familia costalera.-

Dejar un Comentario