Mañana comienza la Semana Santa y sólo nos quedarán dos días para llegar al Martes Santo, a nuestro día más importante del año cofrade. Pero, este año, el Martes Santo no será igual, al menos en la calle o en el Santo Hospital, aunque para los que llevamos a Jesús Nazareno cada día en nuestro corazón y en nuestra alma será igualmente especial y único.

Para mostrar que así lo es, desde la Hermandad estamos promoviendo que los Hermanos de Jesús pongan ese día en sus balcones los antifaces del hábito de nazareno que no podremos llevar por la noche acompañando a Nuestro Padre Jesús por las calles de Pozoblanco. Daremos, así, testimonio de devoción y pediremos a Jesús que dé salud a todos los afectados por la terrible situación que estamos viviendo y que nos ayude a superarla.

Os recomendamos la lectura del precioso texto que aparece en la foto que ilustra esta entrada, escrito en su primera parte por nuestro vicepresidente, Rafael M. Sánchez, y en la segunda, que es parte de la oración preparada para hacer con los ancianos la tarde del Martes Santo, por la Vocalía de Cultos; su lectura nos ayudará a entender el porqué de esta iniciativa.