Afortunadamente, el 11 del 11 del 2011 nos ha traído algunas alegrías a nuestra comarca y a nuestra provincia en forma de dinero contante y sonante. Pero a todos los que formamos y nos sentimos parte de la gran familia Hospitalaria Franciscana de Jesús Nazareno nos puede traer otro gran premio, aunque este de carácter más espiritual. En efecto, el día once dieron comienzo en Roma las sesiones del tribunal de la Congregación para las Causas de los Santos que habrá de dictaminar sobre el exhaustivo informe preparado por los postuladores de la causa del Padre Cristóbal y en caso de que el dictamen sea positivo supondrá un paso casi definitivo para la futura proclamación como Beato del fundador de la Congregación Hospitalaria.

Hasta Roma se ha desplazado una representación de la Curia de la Congregación para seguir de primera mano el proceso del que les informaremos en cuanto tengamos novedades.