Luego dicen que no, pero el pasado martes y trece nuestro blog dejó de funcionar. Afortunadamente, gracias a Dios y a nuestro experto informático, tan sólo hemos faltado unos días y todo vuelve a la normalidad, esperemos que por mucho tiempo. Desde entonces han sucedido algunas cosas que iremos registrando en las próximas jornadas con el fin de tener puntualmente informados a nuestros hermanos y a todas las personas que nos visitan desde los más diferentes lugares, aunque les hacemos notar que las iremos insertando con su fecha real por lo que aparecerán antes de esta entrada.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario