El miércoles, día 20 de enero de 2016, después de las Fiestas Navideñas, el Grupo del Voluntariado volvió a reunirse con los Ancianos de Jesús Nazareno para acompañarlos en la Santa Casa ejerciendo las actividades programadas para ellos. Para el miércoles, 27 de enero de 2016, con la Romería, en ciernes, de Traída de la Virgen de Luna desde el Santuario de La Jara hasta la Parroquia Arciprestal de Santa Catalina, de Pozoblanco, correspondía conversar con los Ancianos sobre CÓMO REZA POZOBLANCO A SU MADRE.

Si nuestros antepasados pudieran hablarnos de los laberintos interminables de gracias, mercedes y favores que atestiguan la presencia de la Virgen de Luna en Pozoblanco durante siglos, nos darían la prueba más firme de las ternuras de esta MADRE mientras vivieron en la Tierra, y nos mostrarían el premio que por su mediación merecieron en el Cielo… 

Desde la Capitanía, en los tiempos heroícos de la Reconquista, con la media luna a sus pies como recuerdo y trofeo, hasta la constante entrega actual, pasando por años y siglos de admirables encuentros entre ELLA y su Pueblo, la Virgen de Luna es el testimonio más elocuente de la fe y de la religiosidad de Pozoblanco. Y si alguno dudara de esta rotunda afirmación, que se asome a Pozoblanco en los días felices de la Fiesta y Romería de la Virgen de Luna. Y respirará una fe añeja y secular. Y saboreará el deleite de un cuadro ejemplar y único.

Reza la primera su Camarera al pensar en presentarla con la mayor devoción y belleza ante sus Hijos. La Camarera de la Virgen de Luna es nombrada, actualmente, por la Autoridad eclesiástica. Desde hace unos años, son Luna Redondo y su hija, María Luna Ruiz, sus Camareras, quienes, esta tarde, han venido a la Santa Casa acompañadas de las personas que les ayudan en todos los menesteres. Con ellas, con devoción, antes de emprender el camino prometido, hemos rezado todos juntos VISTIENDO CON ORACIONES SU IMAGEN.

Para cantarte, María, / tengo la palabra luna / que refleja, cual ninguna, / la luz en la lejanía.

Y, como es tradición, nos comimos, en el “Arroyo Hondo” el típico “Hornazo”.

GRUPO LECTURA 27-1-2016

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario